Image LCP Hack Saltar a contenido principal

Y así nació Mocake

Juan y Cata Mocake

En 2016 Juan y yo (Cata) nos conocimos… ¿adivinen cómo?... ¡trabajando! Ambos cocineros, él, amante del fuego, yo fiel a las masas, él, mi jefe, yo su súbdita. En medio de fogones, hornos, comandas y el caos habitual de la cocina cupido hizo sus estragos. 

Siempre habíamos tenido la idea de emprender, cada uno por su cuenta y al estar juntos la cuestión evolucionó mucho más rápido. Pasaron los meses (no muchos diría yo, más bien pocos) y decidimos lanzarnos a este nuevo mundo, llenos de miedo (sobre todo yo) pero por sobre todas las cosas con muchísimas ganas y expectativas. ¡Arrancamos! y con todas las de la ley.

En julio del mismo año realizamos todos los trámites legales, como es de suponerse nuestros primeros clientes fueron familiares y amigos cercanos, iniciamos con pastelería y mesas dulces, ahí yo hacía mi magia para que todo quedara no solo hermoso sino también delicioso, los fines de semana vendíamos platos especiales, en ese momento fue cuando el negocio empezó a mutar y nos adentramos en el mundo de los eventos.

Una cosa lleva a la otra… de los eventos familiares terminamos en los empresariales y de ahí pasamos a dictar clases, ¿una locura no? Pues bueno, aquí viene nuestra confesión más grande; nos ENCANTA este mundo de constante movimiento, de diversión, también de muchoooo estrés y de conocer personas. ¡Dato curioso, algunos de nuestros clientes hoy en día son grandes amigos! Y agradecemos por ellos y por cada uno de los que ha pasado por nuestro camino.

Llego la pandemia…Tiempo de evolución y de la tan usada y a la vez odiada palabra “reinventarse”, pues bueno, a nosotros también nos pego. En esos días de descanso continuo en casa sin poder salir, a parte de dedicarnos tiempo como familia y de malcriar a nuestros perros, Juan se recuperaba de una lesión y yo horneaba todo lo que se me ocurría, hacia experimentos que obvio nos comíamos (ganamos unos kilos de más). Como había tiempo se lo dediqué a la panadería, algo que siempre había querido hacer, ¡sorpresa! los panes fueron un hit. El de chocolate salió de un antojo de algo que vimos en tv, y así sucesivamente. El olor provocaba a nuestros vecinos (no se imaginan lo chistoso que era verlos timbrar y pedir que por favor les vendiéramos, que ¡olía muy bueno!) así iniciamos con la línea de panadería.

Unos meses después... ¡aquí estamos! Contándoles nuestra historia, en un blog que hace parte de una página, que a su vez hace parte de un proyecto en el que nos embarcamos con los más cracks de los cracks Si Señor Agencia; Dani, Manu y Cami y que además nos tienen una paciencia infinita (la tecnología no es lo nuestro) a quienes de paso aprovechamos para agradecerles por literal llevarnos de la mano en todo este proceso y haber creado este lugar tan divino ¡GRACIAS!

Aquí tienen parte de nuestra historia, de tal vez el sueño tangible más grande que hemos logrado aterrizar. En cada producto llevan un pedacito de nosotros cargado de mucho amor. ¡Gracias por leernos, por hacer parte de nosotros y por estar presentes aquí y ahora!

¡Se les quiere!

Seguir leyendo

Macetas caleñas

Macetas caleñas

Tu carrito

Tu carrito está vacío.
Haz click acá para seguir comprando.